La mantilla: 10 Claves para lucirla en Semana Santa

A vísperas del Jueves Santo, desde Surflamenca os traemos un post donde os hablamos de la mantilla, un elemento clave en esta semana tan especial. A lo largo del tiempo ha ido evolucionado debido a los factores sociales, religiosos e incluso climáticos. Hoy, os contamos datos muy interesantes de esta famosa prenda y cómo lucirla.

Mantillas bordadas

Aunque el origen de esta prenda no está claro, se piensa que empezó siendo velo y  prenda de abrigo de las mujeres. Lo curioso es que la mantilla empezó a ser utilizada por el pueblo, no siendo utilizada por la alta sociedad. Posteriormente, la reina Isabel II, que era era muy aficionada a los complementos como las diademas y tocados, popularizó el uso de la mantilla.

A raíz de aquí empieza a utilizarse con un toque distinguido y en actos especiales. Actualmente podemos ver la mantilla en actos muy concretos como los toros, la Semana Santa y en las bodas. No es habitual verla en otros actos.

Desde Surflamenca os damos las claves para lucir esta elegante prenda en la que para muchos es la “semana grande del año”. Por ello, toma nota para ir impecable en estos dos días.

  1. Para llevar mantilla, la mujer debe tener mínimo 18 años y debe ir acompañada de una pareja o ser un grupo de mujeres vestidas de mantillas. No queda nada bien ser tú la única que va vestida con gente que no lleva esta indumentaria.
  2. Los días que se llevan son el Jueves Santo y el Viernes Santo; y por supuesto cuando llega la noche debe retirarse. El jueves se viste dejando al descubierto cara y pelo, sin embargo, el Viernes Santo la mantilla debe colocarse cubriendo la frente con la blonda (con motivo de la muerte de cristo) aproximadamente unos 2 o 3 centímetros.
  3. Aunque nos veamos divinas vistiendo de mantilla, no debemos olvidar que vamos de luto; por lo que no podemos llevar gafas de sol, y debemos mantener en todo momento la compostura. El objetivo es ir de mantilla acudiendo a iglesias a rezar y visitar las imágenes, aunque por supuesto podemos tomarnos algo; pero sin olvidar que estamos celebrando un acto de carácter serio.
  4. Las mantillas más habituales son las de blonda -para personas de mayor edad- y las de chantilly -para las más jóvenes-. La blonda es un tipo de encaje de seda, mientras que las de chantilly son de un tejido francés -ligero y elegante-.
  5. En cuanto a la peina, debemos elegir una acorde a nuestra altura y la de nuestro acompañante (en caso de ir acompañadas). Las más adecuadas son las de carey. Os aconsejo que, si sois bajitas, apostéis por una peina alta; aunque es cierto que son más difíciles de llevar. Y si sois altas, es mejor lucir una peina más baja.
  6. El vestido debe ser negro, de terciopelo o crepé, de manga larga o semilarga, por las rodillas y escote barco o a la caja. El escote es posible, siempre que no se vea “canalillo”, y evitando que sea muy ceñido.
  7. El peinado debe ser un moño bajo, ajustado en sintonía con la peina.
  8. Las medias deben ser  ser negras (o como mucho transparentes), finas y sin costuras o adornos.
  9. El zapato debe ser de salón o tacón medio y sin plataforma; para estar cómodas, ya que estaremos andando de una iglesia a otra.
  10. Por último, el maquillaje debe ser lo más natural posible. Por ejemplo, un tono nude en los labios y un poco de máscara de pestañas junto a una discreta base de maquillaje es una idea, descartando por completo la opción de labiales llamativos.

Esperamos que estas 10 claves para lucir la mantilla os resulten útiles y las toméis como referencia; recordad que es un acto serio y debéis ir impecables, aunque también es un acto social donde pasar un buen rato; por ello, la idea es encontrar un equilibrio, vistiendo de forma correcta y actuando de forma adecuada.

Os deseamos una gran Semana Santa entre cirios, incienso, torrijas y pasión cofrade. ¡Hasta la próxima!

CRISTINA MEDIALDEA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *